Go to Top

Coaching, ¡Así sí!

¿Cómo sé si una sesión de coaching ha sido realizada de forma correcta?
La mejor forma de saberlo es comprobar los resultados por uno mismo. Si no es posible te mostramos dos videos donde María Manzano representa dos sesiones de coaching ejecutivo, una sesión de coaching bien hecha y otra realizada de forma incorrecta. Fíjate sobre todo en la postura corporal y en el lenguaje que utiliza el coach y el coachee, son las claves para percibir las diferencias.

¿Qué diferencias encuentras?

  1. En una sesión de coaching el coach genera un contexto serio, correcto, con una postura corporal formal y abierta al coachee, generando confianza y definiendo claramente el inicio de la sesión. María Manzano: “¿Cómo van las cosas?, ¿qué has hecho en estas semanas?”, VS una conversación informal (la postura corporal es un indicativo), irresponsable, sin un inicio marcado, sin diferenciarlo de una conversación entre amigos.
  2. La herramienta principal que utiliza el coach son las preguntas. A través de ellas el coach, María, indaga en qué quiere conseguir el coachee (su objetivo):“dime una cosa concreta que quieras que sea diferente”; y cómo va a conseguirlo “¿qué crees que puedes hacer, para que con los medios que tienes, puedas mantener el nivel de productividad?”. Las alternativas residen y salen del coachee. El coach le invita a hablar y le escucha detenidamente con el fin de guiarle a encontrar las respuestas VS El coach indica al coachee qué hacer, le da consejos y le propone alternativas de actuación al coachee. El coachee pide ayuda para encontrar soluciones y el coach se las da, adoptando a sí el rol de salvador: “se me ocurren muchas alternativas..por ejemplo: buscar un socio.”
  3. El coach indaga en los supuestos, en las emociones y las percepciones, abordando los resultados y la responsabilidad del coachee siguiendo las directrices de “haciéndome parte del problema, puedo ser parte de la solución”. Para ello María Manzano formula preguntas cómo: “exactamente, ¿cuál es la situación de ventas y producción que tienes?” VS Una posición del coach focalizada en las intenciones del coachee y en la expresión de frases tranquilizadoras del tipo “hay problemas… ya sabemos que las cosas están difíciles.”, lo que resta la asunción de la responsabilidad del coachee frete a sus actos.
  4. En un proceso de Coaching adecuado, el coach utiliza un lenguaje positivo. Reformula toda la conversación en un sentido positivo. “Me hablas de ventas desde una posición negativa.” VS a resaltar que existe un problema: “problemas tenemos todos…”.

¿Qué otras características crees que tiene que tener una sesión de coaching bien hecha?, ¿queréis compartir alguna anécdota curiosa que hayáis vivido en una sesión de coaching?

, , ,

One Response to "Coaching, ¡Así sí!"

  • Jose Rosero
    29 noviembre, 2013 - 14:45 Reply

    Uno de los aspectos importantes al iniciar una sesión de coach es crean un ambiente confianza y de femiliaridad a sus coachees. Donde la primera impresión que se sienta sea la confianza, la empatia y lo agradable de querer mantener una conversación donde con seguridad conseguirá una solución a su situación. La seguridad brindada por el coach es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente. Si usted continua navegando está aceptando la política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar