Go to Top

Comunicación Asertiva: Sé más asertivo, sé tú

comunicacion asertiva

7 Tips para mejorar tu comunicación

La asertividad es esa manera de comunicar que en la mayoría de las ocasiones, nos gustaría utilizar como modelo de comunicación. Porque, no es lo mismo ser capaz de expresarme diciendo lo que quiero decir sin sentirme culpable ni pasando por encima de mi interlocutor que callarme o si lo digo, decirlo… “de aquella manera”

Seguro que has oído hablar de los tres estilos de comunicación así como sus combinaciones varias. Comunicación asertiva, pasiva y agresiva. Seguro que se te ocurren personas en tu entorno que son típicamente un estilo o u otro.

Pero te invito a que pienses en qué situaciones te sientes más cómodo usando un cada estilo de comunicación, yo te voy a hablar desde mis vivencias y de mi visión desde las emociones:

  • ¿Cuándo estás más a gusto usando el estilo pasivo? Es decir: Evitas el enfrentamiento, expresar tu opinión, dejas que los demás den sus puntos de vista pero no te mojas, lo vas dejando pasar… Pero la dificultad está en que no lo haces desde la calma, sino que no te encuentras cómodo en esta tesitura. En ocasiones esa expresión de tú opinión sale en forma de indirecta, de ironía, sátira, mirada, actitud con lo que empieza a aparecer la combinación pasivo agresiva. Es algo que haces, pero desde la rabia, no desde la tranquilidad y no suele ser muy cómoda esta forma.
    En mis sesiones de coaching algunos clientes me comentan situaciones concretas en las que les sucede: con padres, los suegros, sus jefes, compañeros, con la pareja… y suele ser con un objetivo: “que no se enfaden”, “total, para qué…” en definitiva, priorizan la necesidad / opinión del otro frente a la suya. Para mi, este fue un estilo en el que me sentí comodísima durante años y que de cuando en cuando me sirve como refugio.
  • El estilo agresivo sale como una exhalación. Hay personas que parece que viven enfadados y si investigas un poco no es que estén enfadados sino que se expresan así. Dicen lo que se les pasa por la cabeza “sin filtros”, como si fuera un gruñido, con un tono de voz alto, impetuoso. Casi parece un ataque y si preguntas, la respuesta suele ser: “no te lo digo así”, “no es un ataque, es mi manera de hablar”, “no se te puede decir nada”. En ocasiones a mi también me pasa… se me llena la olla de presión y salen todos los garbanzos volando por un pequeño estímulo, ese que desata la tempestad, ese que rebosa el vaso y por supuesto la forma de salir no es nada adecuada y hace que me sienta mal además de pasar por encima de los sentimientos de mi interlocutor. Pero esto ya es una consecuencia de la que tomo consciencia a posteriori cuando ya el “bicho” ha salido.
  • El estado ideal (en muchas ocasiones): el asertivo, decir lo que quiero decir, diciéndolo bien, respetando al otro y respetándome a mi. Sin pasar por encima de los demás y desde la calma.

Hablo de el “ideal (en muchas ocasiones)” porque no siempre me interesa ser asertiva. Hay veces que elijo serlo, otras que elijo que mi comunicación sea más pasiva y otras (estas reconozco que me cuesta elegir) en las que soy más agresiva. Y esto ¿Cómo se hace? ¿Cómo puedo ser asertivo? ¿Cómo puedo elegir? Mi enfoque de este post no está tanto en la teoría de la asertividad. Sino en algo que subyace en toda comunicación: las emociones.

Para mi la clave está en dar los siguientes pasos:

  1. Conócete: obsérvate, escúchate, pregúntate: ¿Qué es lo que realmente quiero?
  2. Siente: No sólo somos razón sino también emoción y esta nos acompaña en nuestra comunicación
  3. Acepta: Asume que la emoción existe y que va contigo. ¿Te estás comunicando desde el miedo, la rabia, la alegría, la tristeza?
  4. Respira: No dejes que te invada, respira, respira, respira no dejes que te secuestre
  5. Elige: Ya sabes cómo eres, sabes qué quieres, entiendes que además de razón eres emoción, ¿Desde dónde quieres comunicarte? ¿Asertividad? ¿Agresividad? ¿Pasividad?
  6. Sigue la regla de las 3 P: Practica, Practica y practica. Fallarás, pero cada vez que lo hagas y tomes consciencia de ello estarás en el camino de conseguirlo
  7. Ríete: Disfruta del camino, ríete de ti, asume que no pasa nada por equivocarte porque sigues eligiendo

Efectivamente, no es un camino fácil. No es algo en lo que nos hayamos entrenado o que saga de manera natural. Pero la clave está en tu capacidad de decisión, en tu constancia y perseverancia para decidir cómo te quieres comunicar. Te invito a que lo pruebes y desde Lider-haz-GO! te invitamos a que conozcas nuestro Taller de Conversaciones Constructiva y Comunicación Asertiva.

¿Cómo lo ves? ¿A ti, qué es lo que te funciona? ¿Cuándo te cuesta ser más asertivo? ¿Cuándo menos? ¿Qué ganas siéndolo? ¿Para qué no lo eres?

curso coaching deportivo

Julia Gómez
Coach Certificado ACC
Facilitadora en Lider-haz-GO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente. Si usted continua navegando está aceptando la política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar