Go to Top

Entrevistamos a Maru Dávila, empresaria, coach certificada, especialista en PNL y colaboradora de la escuela

Nos reunimos con Maru Dávila, empresaria, coach certificada y formadora de PNL, Coaching y Liderazgo, en el marco de El Café Comercial para charlar sobre los cambios en los modelos de liderazgo, la relación entre el Coaching y la Programación Neurolingüística.

Maru Dávila es una de nuestra colaboradoras extensas más prolíficas, y la responsable de una de nuestras formaciones más demandadas: el Practitioner de PNL. Es también una mujer apasionada por su oficio y por el Coaching y la PNL, y entregada a la formación, camino que comenzó tras un intenso periplo profesional en el sector del Marketing de Gran Consumo, una experiencia que le permitió detectar necesidades comunicativas y formativas dentro de las empresas y que la animó a zambullirse del todo en el camino de la enseñanza y el aprendizaje continuos.

En medio de su apretada agenda, conseguimos reunimos con ella en un marco que anima a la conversación, el legendario Café Comercial de Madrid, decano de muchas cosas, pero sobre todo de encuentros y conversaciones, y entre cafés y risas nos ponemos a la tarea. ¿El objetivo? Charlar sobre la Programación Neurolingüística y sobre su relación con el Coaching. Maru dispara sus respuestas desde la seguridad de muchos años de investigación y práctica con empresas y particulares, y entre sonrisas y complicidades, en seguida hace que nos sintamos cómodos y dispuestos a lanzarle todas nuestras preguntas. Así que allá vamos. Con todos ustedes: ¡Maru Dávila!

Una primera pregunta para aquellos que no sepan qué es la PNL. ¿Cuál es su origen? ¿Cómo la definirías?

Creo que es importante llevar la mirada hacia sus orígenes. La Programación Neurolingüística comenzó en la década de los setenta del siglo XX, en California, de la mano de un profesor de lingüística, John Grinder, y de un estudiante de psicología, Richard Bandler. Ambos estaban fascinados por el estudio de la excelencia humana y decidieron investigar para modelar patrones de comportamiento de genios reconocidos. Se centraron en tres psicoterapeutas o psicoanalistas: Virginia Satir, Fritz Perls y Milton Erickson. Todos ellos destacaban en sus especialidades. Virginia Satir, especializada en terapia familiar, conseguía resolver relaciones familiares difíciles que muchos otros terapeutas creían intratables. El alemán Fritz Perls fue el creador de la terapia Gestalt, y Milton Erickson fue uno de los pioneros en el campo de la hipnosis.

Lo curiosos es que Grinder y Bandler observaron que aquellos tres genios no podían ofrecer descripciones conscientes de su comportamiento. Esto les llevó a abordar el estudio aplicando un proceso innovador: el modelado. Es decir, absorbieron de manera inconsciente la estructura del lenguaje y los patrones de comportamiento. Lo extrajeron, codificaron y repitieron para elaborar un modelo de terapia que funcionase en la práctica y que podía transmitirse a los demás.

El elegante modelo de la PNL se emplea hoy para muchas cosas: para el desarrollo de una comunicación efectiva, para el cambio personal, el aprendizaje acelerado y el mayor disfrute de la vida.

¿Y la PNL fue el resultado?

Así es, efectivamente. De hecho, Grinder y Bandler descubrieron que, aunque sus tres sujetos de estudio eran personalidades bien diferentes, todos empleaban patrones sorprendentemente similares. Y es así como surgió el elegante modelo de la PNL, que hoy se emplea para muchas cosas, pero sobre todo para el desarrollo de una comunicación efectiva, para el cambio personal, el aprendizaje acelerado y el mayor disfrute de la vida. Es un campo apasionante.

¿Cómo se complementan Coaching y PNL?

Son dos disciplinas que se complementan muy bien, yo diría que excelentemente, porque la PNL estudia la experiencia humana subjetiva, es decir, cómo percibimos y filtramos el mundo, la manera en que organizamos lo que vemos, oímos y sentimos, pero también explora cómo describimos con el lenguaje nuestras reacciones. En realidad, es casi una disciplina hermana del Coaching, pues consiste en una relación profesional que ayuda a las personas a obtener resultados extraordinarios en su profesión o en su vida personal, y lo hace también mediante el poder de la pregunta, pero añadiendo patrones o técnicas extraídas de experiencias exitosas que ayudan a potenciar el cambio personal y el aprendizaje acelerado.

Coaching y PNL son disciplinas hermanas, pues ayuda a las personas a obtener resultados extraordinarios en su profesión o en su vida personal, y lo hace también mediante el poder de la pregunta.

Si tuvieras que definir en pocas palabras qué significa ser un buen líder, ¿qué nos dirías?

Para mí, un líder es una persona que sabe crear un entorno de trabajo donde su equipo esta alineado, cohesionado, y que maneja todos los recursos para que cado miembro del equipo pueda expresar su talento con confianza y de forma efectiva, siempre dirigido al bien del grupo y a un objetivo común.

¿Ha cambiado mucho la manera en que las organizaciones abordan sus procesos de creación y consolidación de equipos?

Uf, muchísimo. La automatización, la digitalización y la gestión del conocimiento sin duda han cambiado el mundo laboral, y con él las habilidades de los empleados y los métodos de liderazgo. Y es curioso porque, más a menudo de lo que se cree, son los profesionales cualificados los que saben mejor que sus supervisores cómo llevar a cabo sus tareas. A estas alturas, un liderazgo basado en el control y la autoridad es algo obsoleto y que niega la realidad.

A estas alturas, un liderazgo basado en el control y la autoridad es algo obsoleto y que niega la realidad.

¿Queda, entonces, mucho camino por recorrer?

Desde luego. Ahora sabemos que las decisiones y acciones humanas no se toman o realizan únicamente de forma racional, y que las emociones y el inconsciente son muy relevantes, decisivas incluso. No tiene sentido que lo ignoremos. Por eso debemos caminar hacia un liderazgo participativo basado en el establecimiento de objetivo común y que integre la inteligencia emocional y las habilidades interpersonales.

Háblanos del Practitioner de PNL. ¿A quién se dirige el curso y por qué?

El público potencial es muy amplio. Se dirige a todas las personas que quieren gestionar sus emociones, desarrollar sus habilidades interpersonales, mejorar sus relaciones y su comunicación, gestionar las emociones, mejorar su capacidad de negociación y resolución de conflictos…

¿Y qué sorpresas esperan a los alumnos?

No quiero revelar sorpresas, pero estoy convencida de que los alumnos van a disfrutar mucho. Pero ya sea como gestor de equipos, como consultor o responsable de RRHH, como coach, formador, asesor,  o sencillamente si alguien está interesado en aprender herramientas prácticas que para desarrollar tu excelencia profesional y personal, el Practitioner de PNL está pensado para él.

 

¿Te interesa la PNL? Apúntate al taller gratuito de Maru Dávila.

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente. Si usted continua navegando está aceptando la política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar