Go to Top

Momentos vacaciones

Nos pasamos el año trabajando para conseguir llegar a las ansiadas y sin duda merecidas vacaciones. ¡Por fin tiempo para descansar, disfrutar y relajarnos! Pero como mucho serán unos 30 días, lo que representa menos del 10% del total del año. Tantos planes, ilusiones, expectativas puestas en estas semanas de vacaciones que, sin embargo, pasarán increíblemente rápido.

Yo os propongo prolongar esta sensación de vacaciones durante el resto del año, lograr salir así a ratitos de la rutina, hacer un esfuerzo por decorar vuestro día a día…La clave es, en principio, muy simple: vivir, cuidar, “mimar” nuestro presente.

Os animo a que cada día, durante todo el año, encontréis un momento, aunque sólo sea durante un espacio muy breve de tiempo, para generar esa sensación de bienestar, de sentiros “vacantes”, libres, desocupados, relajados…, que normalmente sólo nos permitimos cuando estamos de “vacaciones” y a veces ni siquiera…

momentos_vacantes

Sí, lo sé, ¡qué fácil suena pero qué difícil conseguirlo! ¿O somos nosotros mismos los que nos lo complicamos? ¿Qué cambia si lo vemos como un reto? ¿Cómo sería nuestra vida sin retos, sin nuevos objetivos? Quiero compartir cuatro pistas que tal vez os puedan ayudar.

  1. Respóndete a estas preguntas: ¿Con qué disfruto? ¿Qué me hace sentir realmente bien? ¿Qué haría si de pronto cada día tuviera una hora de tiempo adicional para mí? ¿A qué la dedicaría? Y si un genio me concediese tiempo ilimitado, ¿qué haría con él? Os invito a sacar al niño que llevamos dentro. ¿Qué pequeñas cosas me apasionaban de pequeño?
  2. ahora, descarta para siempre la justificación de “No tengo tiempo”. Es sólo una excusa para mantenerte en el mismo hábito poco saludable, tanto para ti como para tu entorno. No es cuestión de tiempo, sino de prioridades. Porque, ¿qué es el tiempo? ¿Es el tiempo el que me tiene y me controla o soy yo quien administra y controla el tiempo? El tiempo ES, no se tiene. Además es igual para todos, por lo tanto la clave radica en cómo elijo vivirlo. ¿Qué me impide priorizar, reorganizar, replantearme mi tiempo para regalarme espacios para mí y los que quiero? El tiempo ES MI VIDA. ¿Cuántas vidas tengo? ¿Cuándo voy a empezar a sacarle el mayor provecho?
  3. Al programar cada mañana tu día, márcate un mini-objetivo diario para estar “vacante”, libre, desocupado, para ese instante con sabor a vacaciones… ¿Cuánto tiempo vas a reservarte hoy? ¿En qué momento? Incluso anótalo en tu agenda como la actividad más importante del día. ¿Acaso no lo es? ¿No eres tú lo más importante de tu vida? Si tú no te cuidas ¿quién lo hace? ¿Cómo pretendes que tu entorno esté bien si tú no lo estás?
  4. Pregúntate al final del día si has conseguido tener tu merecido “momento vacaciones”. Si no ha sido así, vuelve a proponértelo firmemente para mañana. Piensa que no tiene que ser nada extraordinario. Puede ser algo tan sencillo como tomarte un helado, darte un baño relajante, hacer un poco más de ejercicio o algunos estiramientos, dar un breve paseo o una vuelta a la manzana, leer otro capítulo de ese libro, contemplar el cielo, seguir esa extraña nube con la mirada, sentir el calor del sol o el abrazo de una brisa, de una persona amada, de un amigo ……

Te animo a crear y defender tus “momentos vacaciones” durante todo el año y descubrirás increíbles e incalculables beneficios para tu cuerpo, tu mente y tu alma.

AHORA DECIDO, RESPONDO, ACTÚO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente. Si usted continua navegando está aceptando la política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar