Go to Top

Mi primer día en Lider-haz-GO!

Quien mira hacia adentro ¡Despierta!

Me encantan los primeros días, lo confieso, me gusta lo que siento, una mezcla de ilusión, ganas, expectación, curiosidad, nervios y vida, los comienzos están llenos de esperanza.

Y en este caso, también me encontraba un poco escéptica, sí, yo, tan defensora de la cultura del esfuerzo, no alcanzaba a entender como podía uno formarse en algo en tan sólo un año y más en mi situación, sin titulación alguna relacionada con el desarrollo de las personas.

Y ese era el problema, el planteamiento que yo estaba haciendo del problema, no el asunto en cuestión. No había nada que entender, tenía que vivirlo, sentirlo y comprenderlo. Estaba tratando de abarcar con la mente lo que sólo se puede aprender con la experiencia.

Y así, entre entusiasmada e incrédula, me dispuse a adentrarme en el maravilloso y hasta ahora desconocido para mí, mundo del coaching.
Atravesar la puerta de Lider-haz-GO!, es como entrar en casa, en parte porque es un piso convertido en escuela y quizás eso imprime carácter, pero fundamentalmente porque aquello está ideado con mucho amor y eso se nota.

imagen1-opt

Lo primero que recuerdo de aquel primer día, es una caja de pastas de té, colocadas estratégicamente nada más entrar dándonos la bienvenida. Esto a mi me conquistó, creo firmemente que son los detalles los que marcan la diferencia, que son las cosas pequeñas las que nos hacen grandes y a menudo revelan de qué pasta estamos hechos y esa caja, para mí, supuso mucho más de lo que cabría esperar, sintiéndome arropada, querida y cuidada desde el primer momento.

A medida que mis compañeros fueron llegando, nos empezamos a presentar y allí ya se respiraba algo diferente en el ambiente, teníamos un interés genuino por conocernos, por saber del otro, por descubrir que nos había traído hasta aquí. Cuando lo que tienes en común es tu amor por las personas, tu fe en el potencial humano y el deseo de conocerte y superarte, la conexión es casi instantánea y las conversaciones fluyen de manera espontánea.

Y así despegó la jornada, llena de emociones, sorpresas y aprendizajes.

Tres cosas que escribieron me llamaron poderosamente la atención e hicieron que sintiera que estaba en el sitio apropiado y en el momento oportuno:

1.¡ M.C..!

MÓJATE C……

imagen2_opt

¡MÓJATE CABRÓN!

Perdón por el cabrón, pero es insustituible y además, confieso que soy defensora de los tacos en ciertas ocasiones, considero que tienen fuerza de expresión y rotundidad, además de cierto poder terapéutico.

A lo que iba, si os digo Mójate Tontuelo, pues como que no es lo mismo, ni parecido. Mójate Cabrón, es Mójate Cabrón, es involúcrate de lleno porque no hay otro camino y si no lo haces, esto no va a tener mucho sentido. Al menos, así quise interpretarlo yo, y a mí, tan amiga de vivir intensamente todo lo que hago y de dejarme la piel en cada cosa que emprendo, aquello me supo a gloria bendita.

Iba a mojarme, por supuesto, y además me lo estaban pidiendo a gritos, que más podía pedir. Luz verde para apasionarme, esto pintaba muy pero que muy bien.

2. “EL APRENDIZAJE ES EXPERIENCIA, TODO LO DEMÁS ES INFORMACIÓN” A. Einstein.

Cansada de cursos que podía leer en los libros y de aprender sólo con la mente, quería algo diferente, necesitaba involucrarme, no sólo intelectualizar, porque cuando uno experimenta lo hace con todo su ser, con la mente, con el alma y con el cuerpo. Y en Lider-haz-GO! se aprende viviendo todo en primera persona, doy fe.

Entendiendo la experiencia como lo que nos ocurre y el uso que hacemos de ello, porque si sólo la consideramos como una sucesión de acontecimientos, entonces la experiencia por si sola, no sirve de mucho.

3. ESCUCHA, ESCUCHA, ESCUCHA

Este fue la primera enseñanza que me dieron como coach: escucha, escucha, escucha.

imagen4_opt

A menudo la sencillez, que no simpleza, es lo más difícil de alcanzar. Creo que en ella está la verdad. Así que a mi aquello, tan aparentemente sencillo, se me antojo tremendamente complicado.

Escuchar no es oír, ni es prestar atención pensando en lo que vas a decir a continuación, escuchar es estar presente aquí y ahora, con todo tu ser, dejándote llevar, fluyendo con el otro, empatizando sin simpatizar, y así vendrán las tan conocidas “preguntas poderosas” que hacemos los coach.

Cuando uno escucha de verdad, acepta al otro, lo respeta y lo comprende. Y como todo parte de uno mismo, yo ya empezaba a intuir que para poder aceptar, respetar y comprender a los demás, tendría primero que aceptarme, respetarme y comprenderme. Y todo ello, comenzaba por conocerme.

Y aquí empieza mi apasionante camino de transformación personal, que no es otra cosa que mirar hacia adentro. Saber quién soy y quién quiero ser y actuar en consecuencia. Fácil de escribir y tremendamente difícil de materializar.

“La mayor sabiduría que existe es conocerse a uno mismo” Galileo Galilei

Si te conoces, sabes lo que te gusta y lo que quieres y por tanto, puedes tomar decisiones y ser dueño de tu vida. Y entonces y sólo entonces, tienes credibilidad para acompañar a otros a descubrir lo que quieren, a tomar decisiones, a conseguir objetivos y ser los capitanes de su destino.

Y esto es un trabajo de por vida. Vivir es transformarse continuamente porque la vida es cambio.

“Lo único que permanece es el cambio” Heráclito

imagen5jpeg_opt

Y así transcurrió el primero de muchos primeros días, porque cada jornada en Lider-haz-GO! tuvo mucho de primera vez.

Como los buenos amantes, cada día llegaba con la incertidumbre de qué ocurriría hoy allí, sensación que lejos de disminuir con el paso del tiempo, fue en aumento, conocedora de que cualquier cosa podía pasar, a la par que me encontraba cada vez más como en casa.

Resumiendo, cada día me fui sintiendo más comodamente incómoda.

Hoy, casi dos años después, puedo decir que empiezo a sentirme coach y mejor persona, que me queda mucho por recorrer, toda una vida, pero que sé que este es el camino. Puedo contar que estoy enormemente agradecida por ser parte de un grupo de personas unidas por una conexión muy especial e indisoluble y que me han dado mucho más de lo que nunca hubiese imaginado, algunos de ellos grandes amigos a día de hoy. Y puedo escribir, con mucho orgullo, que entrar en Lider-haz-GO! ha sido, sin duda, una de las mejores decisiones de mi vida, porque como dice Carl Jung:

Quien mira hacia afuera, sueña; quien mira hacia adentro, ¡despierta!

¡¡¡Te deseo una vida llena de despertares maravillosos!!!

Nos vemos en el camino

BF

Belén Fernández
Coach acreditada por Lider-haz-GO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente. Si usted continua navegando está aceptando la política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar